Detectan creatinina y ferritina en la que se considera mortaja de Jesucristo

El también llamado Sudario de Turín se encuentra en la ciudad italiana del mismo nombre.

por Staff

La denominada Sábana Santa de Turín, uno de los objetos más estudiados del mundo, vuelve al centro de la polémica luego de que un estudio revelara que en ella hay sangre de persona que fue martirizada antes de morir.

El también denominado Sudario de Turín, considerado por los cristianos como la mortaja de Jesucristo, que ha sido analizada cientos de veces con diversos métodos y por un gran número de científicos, fue sometida a una nueva investigación, misma que arrojó que contiene sustancias que sólo hay en la sangre de alguien sometido a fuertes torturas.

“Nueva evidencia biológica de los estudios de resolución atómica en la Sábana de Turín” es el título del estudio coordinado por el Consejo Nacional de Investigación de Italia, publicado por la revista científica PlosOne, en el que se expone la presencia de altos niveles de creatinina y ferritina en la sangre contenida por la tela.

La Sábana Santa no sólo es objeto de estudios exhaustivos, sino también de adoración.

Y es que las nanopartículas de ambas sustancias implican que quien fue cubierto por el manto, sufrió una muerte violenta.

“Las partículas muy pequeñas, adheridas a las fibras de lino del sudario, han registrado un escenario de gran sufrimiento para la víctima que estaba envuelta en el paño funerario”, comentó Elvio Carlino, experto del Instituto de Cristalografía, otra de las instituciones participantes en la investigación.

Agregó que “estos hallazgos sólo podrían ser revelados por los métodos recientemente desarrollados en el campo de la microscopía electrónica”. Y bajo este método se analizó “una fibra” extraída de la mortaja, que actualmente está en la catedral de San Juan Bautista, de la ciudad italiana de Turín.

Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*